¿Conoces los efectos del teletrabajo en el estado de la piel de tu rostro?

Tono apagado, sequedad… evítalo con la protección adecuada

El teletrabajo ha llegado para quedarse y es la opción elegida por muchos para no sobreexponerse al virus. Sin embargo, esta nueva metodología de trabajo conlleva varios efectos sobre el estado de la piel del rostro. Explicamos cuáles son las causas por las que puedes notar el rostro más seco, apagado e incluso con alguna rojez:

1. Horas de exposición a la luz artificial/pantalla: con el teletrabajo se han extendido algunas jornadas laborales lo que también implica estar más horas delante de la pantalla. Además, al estar en casa es muy posible que aprovechemos los momentos de parón para comer para ver la televisión o estar con el móvil. Mientras que con el trabajo presencial seguramente serían momento de compartir con tus compañeros del trabajo o, por ejemplo, reuniones presenciales que ahora también son mediante videollamada. En definitiva, las horas de exposición delante de la pantalla han aumentado considerablemente lo que repercute directamente sobre el estado de nuestra piel.

2. Falta de luz natural: el no salir tanto de casa, aunque sea para desplazarnos a la oficina también reduce las horas de exposición a la luz natural o, simplemente, airear nuestra piel. Esta falta de cambio de aires también afecta sobre nuestro rostro.

3. Efectos emocionales: es evidente que el confinamiento ha traído consecuencias en nuestras emociones al estar alejados de nuestros seres queridos o ante la imposibilidad de hacer vida social con normalidad. Todas estas emociones también afectan al estado de la piel de nuestro rostro e, incluso, pueden aparecer los primeros signos por el estrés facial.

¿Cómo combatir estos efectos?

Hemos formulado una línea que mediante la neurocosmética, ciencia que estudia cómo afectan las emociones a nuestro rostro, permite combatir los efectos del estrés facial. En particular, para las largas exposiciones a la luz azul recomendamos el Sérum Anti-polución & Luz Azul que, formulado con activos hidratantes, antioxidantes y detoxificantes, está indicado para proteger la piel durante el día de las agresiones externas, con las que estamos en contacto a diario. Poder antipolución, protección contra los metales pesados presentes en el aire, contaminantes y la luz azul de las pantallas de dispositivos electrónicos. También puede aplicarse por la noche para tratar las agresiones sufridas por la piel durante el día. Nutre, repara y regenera las células cutáneas. Está indicado para todo tipo de pieles y sus ingredientes principales son extractos vegetales antioxidantes (revierten los efectos de la contaminación y evitan la acción de los radicales libres, además de actuar contra las nanopartículas de los metales pesados), glucógeno marino (protección radiación EMR y blue light, Neurophroline® y vitamina B5.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.