Todos los beneficios de usar sérum boosters en tu rutina de belleza

Los boosters o impulsores de belleza son tratamientos concentrados que han llegado a la rutina del cuidado de la piel para quedarse. Si no los conoces todavía, te preguntarás en qué consisten estos productos en tendencia y muy efectivos. ¿Cuáles son los resultados, cuál es la capacidad de penetración que tienen y qué principios activos contienen?

Booster vs. sérum

Un booster, en cosmética, podría definirse como estímulo o acelerador: un combinado de aditivos, tratamiento concentrado o activador de la belleza. Esto significa que su concentración es mayor que la de un sérum y su acción cosmética más específica. Como el sérum, ayuda a preparar la piel para que los tratamientos posteriores hagan más efecto y se potencie. Sin embargo, el booster se diferencia de un sérum en que los efectos son más inmediatos y duraderos visibles con apenas unas gotas aplicadas por la piel del rostro, cuello y escote.

¿Para qué sirve un booster?

Aplicar un booster puede ser muy beneficioso para la piel. Estos complejos energizantes suponen una prevención ante agresiones externas que afectan a la piel por su función barrera, como la contaminación ambiental, cada vez más problemática en ciudades y entornos urbanos, o los daños de los rayos UV, una de las causas principales del envejecimiento prematuro.

Además, están formulados con dosis potentes de nutrientes, más eficaces y personalizados a las necesidades concretas de la piel. De hecho, los hay para problemas específicos, para tratar la rosácea, las manchas, el acné o la sensibilidad cutánea. Por eso, mejoran visiblemente el aspecto de la piel y son más potentes que un sérum, es decir, suponen un paso más potente o, en definitiva, un sérum más perfeccionado.

Descubre los sérum boosters Facialderm

¿Cómo se utilizan nuestros sérum boosters?

La mejor forma de aplicar estos tratamientos concentrados que guardan en su interior ingredientes altamente concentrados es con una pipeta dosificadora. Así se presentan los sérum boosters Facialderm. Su textura es muy fluida y así podemos aprovechar el producto aplicándolo en exceso. Siempre debe usarse tras una correcta limpieza de la piel y después del sérum booster terminar la rutina aplicando la crema facial Facialderm que se adapte a tu tipo de piel.

Otra forma de aplicarlo es mezclándolo con la crema directamente en la palma de la mano. Tan sólo unas gotas de este producto bastarán para mejorar los efectos de los tratamientos siguientes.

¿Quién debe usarlo?

Ahora que sabemos para qué sirve y cómo aplicarlo surgen nuevas preguntas. ¿Es apto para todo tipo de piel? ¿Cuándo debo empezar a aplicarlo? No existe una edad específica para empezar a utilizarlo puesto que es un producto cosmético que actúa frente a un problema o necesidad específica de belleza.

Los expertos siempre recomiendan cuidar la piel cuanto antes para prevenir el envejecimiento y los efectos del paso del tiempo. Nuestra línea, formulada con Neurophroline, inhibidor del estrés en la piel y todas sus consecuencias, está recomendada para mayores de 30 años. Dado que sus efectos y resultados son mayores y más perceptibles con la frecuencia de uso, la eficacia de este tratamiento concentrado supone un impulso extra para incorporarlo en la rutina de belleza.

Los sérum

boosters

Facialderm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.